Una estrategia global

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Una estrategia global

Mensaje  naty el Vie Ene 02, 2009 7:15 pm

Conceptos Transferibles by Dr. Bill Bright


Una estrategia global
En una de mis primeras clases de periodismo, aprendí que el primer párrafo denominado "encabezado", en una buena noticia, usualmente responde a seis preguntas básicas: Quién, Qué, Por qué, Dónde, Cuándo, y Cómo.


En este libro, quiero compartirle una estrategia positiva y práctica que responde a estas seis preguntas básicas.
1. ¿Quién dio la Gran Comisión y a quiénes les fue dada?
¿Sólo nuestro Señor Jesucristo podría decir, "Toda potestad me es dada en el cielo y en la tierra?" Jesús es el único Hijo de Dios. Su nacimiento milagroso, su muerte sustitoria y su resurrección corporal son los eventos más importantes de la historia humana. Dios se hizo hombre. El murió en la cruz y se levantó de entre los muertos, para salvar a las personas del pecado y para dar vida eterna a todos los que le reciben. El resultado fue una revolución espiritual que cambió al mundo del primer siglo, y alteró dramáticamente el curso de la historia.
Jesús de Nazaret, la persona más revolucionaria que ha vivido, produjo los más grandes beneficios de toda la historia del género humano, transformando las vidas de cientos de millones de hombres y mujeres. El historiador Phillip Schaff dijo, "Jesús de Nazaret, sin armas y sin dinero, conquistó a muchos más millones que Alejandro, César, Mahoma y Napoleón. Sin ciencia ni educación formal, El arrojó más luz sobre los asuntos humanos y divinos que todos los filósofos y eruditos puestos juntos.
Sin la elocuencia académica, El habló palabras de vida como nunca antes se habían pronunciado, y produjo resultados que van más allá del alcance de cualquier orador o poeta. Sin escribir ni una línea, El ha puesto más plumas en movimiento y ha inspirado más temas para sermones, discusiones, obras de arte, enciclopedias, y las más dulces canciones de alabanza, que toda la multitud de grandes hombres de los tiempos modernos y antiguos puestos juntos. Nacido en un pesebre y crucificado como un malhechor, El controla hoy el destino del mundo civilizado y rige un imperio que abarca la tercera parte de los habitantes del mundo."
Jesucristo cambia a los hombres, a las mujeres, y a las naciones. Dondequiera que llega su mensaje, las vidas son transformadas. El gran estadista misionero Dr. Samuel Zwemer dijo acerca de nuestro Salvador, "El Evangelio no sólo convierte a los individuos, sino que cambia la sociedad. En todo campo misionero, desde los días de William Carey, los misioneros han realizado un verdadero Evangelio social. Estos establecieron normas de limpieza e higierne, promovieron la industria, elevaron la condición de la mujer, restringieron las costumbres antisociales, abolieron el canibalismo, la crueldad y los sacrificios humanos, organizaron la ayuda contra el hambre, detuvieron las guerras tribales y cambiaron la estructura de la sociedad."
Pablo escribe a los Colosenses:

<BLOCKQUOTE>El es la imagen del Dios invisible, el primogénito de toda creación. Porque en él fueron creadas todas las cosas, las que hay en los cielos y las que hay en la tierra ... en quien están escondidos todos los tesoros de la sabiduría y del conocimiento ... porque en él habita corporalmente toda la plenitud de la Deidad, y vosotros estáis completos en él, que es la cabeza de todo principado y potestad.</BLOCKQUOTE>
Cuando usted representa al Señor Jesús siendo su discípulo, puede estar seguro que está representado a la Persona que posee todo poder, sabiduría y autoridad. Usted lo tiene todo por cuanto lo tiene a El. Jesús dijo:

<BLOCKQUOTE>De cierto, de cierto os digo: El que en mí cree, las obras que yo hago, él las hará también; y aun mayores hará, porque yo voy al Padre.</BLOCKQUOTE>
Ningún poder puede resistirse cuando usted actúa en obediencia y fe como Su embajador. Usted tiene la promesa, "mayor es el que está en vosotros que el que está en el mundo". También, tiene la seguridad de que las puertas del infierno no prevalecerán contra usted. Cuanto más comprenda quién es Jesucristo y todo lo que El ha hecho y hará en y a través de usted, más querrá confiar en El, obedecerle y servirle completamente.
¿A quiénes dio Cristo la Gran Comisión? Jesús dio la Gran Comisión no sólo a Sus once discípulos, sino a todos aquellos que han creído en El a través de los siglos. Por lo tanto, todo cristiano debería involucrarse dinámica y continuamente en ayudar a cumplir la Gran Comisión como manera de vivir, a través de la utilizaciín de sus vidas, talento y tesoro.
Poco después que Jesús dio la Gran Comisión, Dios el Espíritu Santo, en el día de Pentecostés, transformó y capacitó la vida de los mismos dicípulos quienes, durante Su pasión y crucifixión, habían negado a nuestro Señor y la mayor parte lo habían abandonado. Después del Pentecostés, salieron con valentía y audacia, dispuestos a arriesgar sus vidas por la proclamación del mensaje de amor y perdón de Dios en Cristo. En efecto, todos los discípulos murieron como mártires predicando el Evangelio, excepto Juan, quien murió en el exilio en la Isla de Patmos, después que sobrevivió a ser quemado en un caldero de aceite por razón de su fe.


Por alguna extraña razón tenemos la idea que los primeros cristianos eran diferentes de nosotros - que ellos poseían una calidad de vida a la cual no podemos aspirar. Sin embargo es un hecho histórico que las personas a las que Dios dio Su Gran Comisión eran individuos comunes y corrientes, trabajadores normales, plagados de las mismas debilidades que nosotros. La única diferencia entre la mayoría de ellos y la mayoria de nosotros radica en dos cosas:
Primero, tenían plena confianza en un Señor resucitado, triunfante sobre la muerte. Aquél que vivió entre ellos y que volverá otra vez para reinar en la tierra.
Segundo, estaban llenos del Espíritu Santo.
En la actualidad, si hubiera suficientes cristianos totalmente comprometidos con el Señor resucitado, que está pronto a volver y fueran controlados y capacitados por el Espíritu Santo, nosotros cambiaríamos nuestro mundo y experimentaríamos una poderosa revolución espiritual como aquella del primer siglo.
2. ¿Qué es la Gran Comisión?
La Gran Comisión es el mandato de nuestro Señor Jesucristo de llevar el Evangelio a toda persona a través del mundo y hacer discípulos de todas las naciones. Involucra edificar y multiplicar discípulos de todas las naciones, para que éstos puedan, a su vez, saturar sus naciones con las Buenas Nuevas, y capacitar a otros discípulos para hacer lo mismo, generación espiritual tras generación espiritual, por medio de un proceso de multiplicación espiritual.
Cristo no nos mandó a cristianizar a todas las naciones; El nos llamó a evangelizarlas y a discipularlas. Nuestra responsabilidad es predicar y enseñar el Evangelio vivo de Cristo; la responsabilidad del Espíritu Santo es hacernos testigos efectivos. Con la responsabilidad, sin embargo, Cristo también nos dio todo lo necesario para tener éxito.
3. ¿Por qué usted debe ayudar a cumplir la Gran Comisión?
Hay por lo menos cuatro buenas razones.
Primero, Cristo nos ordenó hacerlo. Un buen entrenador de atletismo presenta una lista de reglas y normas que los atletas deben seguir y les dice, "Estas son las cosas que ustedes deben cumplir si esperan formar parte del equipo." Los atletas tienen en cuenta esto y obedecen las reglas, o de lo contrario no son incluídos en el equipo.
El patrón le dice a su empleado, "éstas son las reglas" y el empleado las obedece o pierde el trabajo.
En tiempo de guerra, el comandante da órdenes específicas. Los soldados obedecen, o son juzgados en consejo de guerra y enviados rápidamente a prisión - o ejecutados, dependiendo de la gravedad de la ofensa.
El Señor Jesucristo ha dado un mandato, "Id", y ningún creyente sincero puede tomar Su orden a la ligera.
Pero la mayoría de los cristianos nunca han tomado en serio este mandamiento del Señor. Hemos estado jugando mientras nuestro Señor está en llamas. Somos como los hombres y mujeres insensatos que están dibujando cuadros en las paredes de un edifico en llamas. Estamos tratando asuntos irrelevantes, cuando son los corazones de las personas los que necesitan ser cambiados. Los problemas del mundo que amenazan devorar a la humanidad, sólo pueden ser resueltos por medio de la fe en Cristo y la obediencia a sus mandamientos.
Si nosotros tomamos a nuestro Señor en serio, debemos dedicarnos completamente - tiempo, talento y tesoro - al cumplimiento de la Gran Comisión, no como una obligación legalista, sino como una expresión de amor y gratitud por lo que Cristo ha hecho por nosotros. Si queremos obedecerle, El dice, "Id", y esta es razón suficiente para ir. En San Marcos 8:34-38 se registra el mandato de nuestro Señor a todos sus discípulos y, juntamente con San Marcos 10:29,30 y San Juan 14:21, se prometen ricas recompensas y grandes bendiciones para todos los que confían en El y le obedecen.

<BLOCKQUOTE>Y llamando a la gente y a sus discípulos, les dijo: Si alguno quiere venir en pos de mí, niéguese a sí mismo, y tome su cruz y sígame. Porque todo el que quiera salvar su vida, la perderá; y todo el que pierda su vida por causa de mí y del Evangelio, la salvará. Porque, ¿qué aprovechará el hombre si ganare todo el mundo, y perdiere su alma? Porque el que se avergonzare de mí y de mis palabras en esta generación adúltera y pecadora, el Hijo del Hombre se avergonzará también de él, cuando venga en la gloria de su Padre con los santos ángeles".!
De cierto os digo que no hay ninguno que haya dejado casa, o hermanos, o hermanas, o padre, o madre, o mujer, o hijos, o tierras, por causa de mí y del Evangelio, que no reciba cien veces más ahora en este tiempo; casas, hermanos, hermanas, madres, hijos y tierras, con persecuciones; y en el siglo venidero la vida eterna.
El que tiene mis mandamientos, y los guarda, ése es el que me ama; y el que me ama, será amado por mi Padre, y yo le amaré, y me manifestaré a él.
</BLOCKQUOTE>
Segundo, los hombres están perdidos sin Cristo. Jesús dijo, "Yo soy el camino, y la verdad, y la vida. Nadie viene al Padre sino por mí.
Esto puede sonar exagerado, cerrado o intolerante, pero eso es lo que el Señor Jesús dijo, y ¡Jesucristo es Dios! Por muchos años le he preguntado a las personas de todo el mundo si han encontrado a Dios. Aparte de los que han conocido a Cristo en un encuentro personal y vital, la respuesta general es, "¡Estoy buscando a Dios; espero encontrarlo, pero no lo he encontrado

(continua)

naty
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Una estrategia global II

Mensaje  naty el Vie Ene 02, 2009 7:19 pm

Conceptos Transferibles by Dr. Bill Bright


(2º parte)




Ninguna persona encontrará a Dios hasta que reciba a Cristo. ¿Cree usted realmente que una persona sin Cristo está perdida? ¿Se le ha ocurrido que algunos de sus familiares y amigos, sus vecinos y colegas que no conocen a Cristo, están espiritualmente muertos? La Palabra de Dios es enfática y clara:
<BLOCKQUOTE>Y en ningún otro hay salvación; porque no hay otro nombre bajo el cielo, dado a los hombres, en que podamos ser salvos.</BLOCKQUOTE>
Todos los hombres, mujeres, niños y niñas están perdidos sin Cristo.
Tercero, en todas partes las personas tienen hambre de Dios. El hambre de Dios que tienen ha sido demostrada en miles de formas desde la creación del hombre. Esta ha sido nuestra experiencia personal desde el comienzo del ministerio de la Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo. Como parte de nuestro programa de capacitación mundial, dedicamos varias horas cada semana a hacer evangelización personal en las comunidades locales, en lugares de recreo y en reuniones públicas.
Frecuentemente, miles de personas hacen oración para recibir a Cristo en una sola tarde. Por ejemplo, en una ocasión, cuando diez mil cristianos coreanos que tomaban un Seminario de Capacitación en Liderazgo en Seúl salieron a evangelizar a los no-cristianos, más de dieciséis mil personas hicieron oración recibiendo a Cristo. Durante un congreso internacional de tres días, por lo menos diecisiete mil personas escucharon que podían tener una relación personal con Jesucristo. Por intermedio de 155 personas de México y veinticinco coordinadores latinoamericanos de la Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo; otros 1.245 indicaron que habían recibido a Cristo. Los coordinadores de la Cruzada Estudiantil en la India oraron para que cinco mil estudiantes recibieran a Cristo en un solo año, y Dios respondió con más de cinco mil nuevos creyentes.
Durante un período de aproximadamente seis meses, cuatro equipos de atletas de la Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo, dos grupos de cantantes, y André Kole, un ilusionista bastante reconocido, presentaron a Cristo a 351.887 estudiantes en 629 presentaciones. Más de cincuenta mil indicaron que habían recibido a Cristo como su Salvador. Muchos miles de estudiantes más y laicos hicieron compromiso con Cristo, por medio del ministerio de otros coordinadores y de los miles a los que ellos habían capacitado.
Decenas de millones en el mundo entero han tomado decisiones de salvación después de ver la película "JESUS" en sus propios idiomas.
Recuerdo a un portero a quien le hablé de Cristo en un hotel donde me estaba hospedando. El estaba muy desanimado.
"Los porteros no somos muy importantes", me dijo. "La mayoría mira a los porteros como seres inferiores."
Yo puse mi mano sobre su hombro y le dije, "Quiero que sepa que Dios lo ama y que yo lo amo también. A los ojos de Dios usted es tan importante como la persona más famosa del mundo."
El Espíritu Santo había preparado su corazón para las "Buenas Nuevas," y él recibió a Cristo como su Salvador, cuando nos inclinamos para hacer una oración.
Todas las personas del mundo están hambrientas de nuestro Señor Jesucristo.
Cuarto: Es urgente completar la tarea mientras las puertas de la oportunidad están todavía abiertas. Los campos espirituales nunca habían estado tan maduros para la cosecha. Nosotros no debemos desperdiciar esta oportunidad sin precedentes. Si planea hacer algo por Cristo y Su reino, hágalo ahora antes que la cosecha finalice.
4. ¿Cuándo se cumplirá la Gran Comisión?
La Gran Comisión es idea del Señor Jesucristo y sólo El, en su soberanía y omniciencia, sabe cuándo y cómo será cumplida. Sin embargo, ya que El nos dio el mandato y ha prometido equiparnos para hacer Su voluntad, debemos comprender que El espera que nosotros cumplamos la Gran Comisión en cada generación .
En la actualidad, todas las naciones del mundo están recibiendo el Evangelio, ya sea a través de discípulos capacitados, a través de la radio, por medio de la televisión o mediante literatura. Pero a pesar de que hay un fuerte testimonio de Cristo en cada nación, la Gran Comisión no se ha cumplido, y permancecerá sin cumplirese hasta que en cada nación haya una cantidad suficiente de discípulos como para saturar el país, y sean alcanzadas todas las etnias y grupos, con el Evangelio. Nosotros debemos estar tan interesados en hacer discípulos como estamos en ver conversiones, y más interesados aún en la multiplicación espiritual de lo que estamos en el crecimiento numérico.
El cumplimiento de la Gran Comisión no significa que toda persona responderá al Evangelio en nuestra generación. Algunos, debido a la dureza espiritual del corazón, inclusive se niegan a escuchar el Evangelio; otros son mental y físicamente incapaces de responder. Pero esto significa que deberíamos tratar de hacer una presentación del Evangelio audaz, inteligente y en oración a toda persona y dejarle los resultados a Dios.
No singifica que la mayoría de los que escuchan el Evangelio se volverán cristianos, pero sí que por lo menos tendrán la opción de escuchar y creer. Nosotros creemos que todo hombre, mujer o niño sobre la tierra, debe tener la oportunidad de decirle "sí" a Cristo, después de escuchar una presentación clara y culturalmente relevante del Evangelio. No es justo que millones de americanos oigan acerca de Cristo miles de veces, cuando más de dos mil millones de personas no han oído el Evangelio ni siquiera una vez.
Si se va a cumplir la Gran Comisión en nuestra generación, hoy es el día de actuar. Debemos comenzar ahora y dedicarnos diariamente - como una manera de vivir - a comunicar el amor y el perdón de Dios a toda persona que conozcamos. Desde el momento en que nos levantamos en la mañana hasta que nos vamos a la cama por la noche, nuestra meta principal debe ser compartir "las noticias más maravillosas que se hayan anunciado."
5. ¿A dónde debemos ir a cumplir la Gran Comisión?
Debemos ir a todo el mundo. Sin embargo, Jesús nos dio una estrategia a seguir. Justo antes que El ascendiera a los cielos, le dijo a sus discípulos:
<BLOCKQUOTE>Me seréis testigos en Jerusalén, en toda Judea, en Samaria, y hasta lo último de la tierra.</BLOCKQUOTE>
El significado original de este mandato sugiere que nosotros debemos participar activamente en ayudar a alcanzar cada área al mismo tiempo, desde Jerusalén a lo último de la tierra. Yo le animo a comenzar a presentar a Cristo como una nueva manera de vivir en su Jerusalén - su hogar, su vecindario, su universidad o aula de clase, su oficina o fábrica. Busque formas de presentar a Cristo en su comunidad, en su provincia, su nación, - nuestra Judea - y en el resto del mundo.
Dios quiere que usted ayude a propagar Sus Buenas Nuevas al mundo entero por medio de sus oraciones, de sus inversiones financieras y mediante su participación personal, o por medio de estas tres actividades juntas.
6. ¿Cómo será cumplida la Gran Comisión y cómo puede usted ayudar?
Esa es la gran pregunta para la mayoría de las personas. Tal vez usted piense, "Estoy convencido que los hombres están perdidos sin Cristo y que las multitudes están listas para recibirlo. Quiero obedecer a nuestro Señor Jesucristo ayudando a cumplir la Gran Comisión, pero ¿qué quiere Dios que yo haga? ¿cómo puedo comenzar?
Esta gran tarea podrá ser lograda sólo cuando los millones de cristianos trabajen juntos, proporcionando sus recursos para completar la tarea. Además, millones de cristianos deben desarrollar una estrategia personal que se vincule directamente con la estrategia personal que se vincule directamente con la estrategia global de nuestro Señor Jesucristo.
La estrategia mundial de la Cruzada Estudiantil y Profesional para Cristo para ayudar a cumplir la Gran Comisión, se llama "Vida Nueva 2000". El plan promueve la movilización de millones de cristianos en miles de iglesis de todas las denominaciones, y cientos de organizaciones misioneras, para ayudar a saturar el mundo de seis mil millones de personas con el Evangelio, desde ahora hasta el año 2000.
Este plan, que está apoyado financieramente por miles de líderes cristianos en cada continente, ha considerado al mundo en áreas demográficas de un millón personas. Actualmente estamos en el proceso de establecer cinco mil "Centros de Capacitación Vida Nueva". Estos centros están formados por personas capacitadas, dedicadas al entrenamiento de multiplicadores espirituales; y diez mil equipos de la película "JESÚS", así como otras herramientas de evangelización para ayudar a saturar cada una de las áreas demográficas de un millón de habitantes con el Evangelio. En cooperación con miles de cristianos e todas las denominaciones, nuestra meta de oración y objetivo espiritual es:

  1. Presentar el Evangelio a más de seis mil millones de personas para el año 2000.
  2. Guiar a mil millones de ellos a Jesucristo.
  3. Comenzar por lo menos cinco millones de grupos hogareños de edificación "Vida Nueva", los cuales ayudarán a discipular a más de doscientos millones de nuevos cristianos.
  4. Establecer ministerios en ocho mil universidades situadas en ciudades estratégicas del mundo, para alcanzar a los estudiantes y a los profesores para Cristo.
  5. Establecer un millón de iglesias nuevas por todo el mundo, entre todos los grupos humanos de la tierra.

Para el año 1990, la película "JESÚS" habrá sido traducida a más de 164 idiomas y vista por más de 425.000.000 personas. Millones ya han creído y aceptado a Jesucristo. Nuestra meta para el año 2000 es traducir la película "JESÚS" a más de trescientos de los idiomas principales y a mil dialectos.
A través de Vida Nueva en Tailandia, el Evangelio ha sido proclamado a más de seis millones de personas en el noroeste de ese país, mediante seis Centros de Capacitación Vida Nueva. Más de dos milones de personas han indicado decisiones de salvación, más de veinte mil grupos de discipulado para nuevos creyentes se han comenzado en los hogares; y más de tres mil iglesias nuevas han sido establecidas. Pedimos a Dios que pronto sean desarrollados modelos parecidos a estos en los cinco mil "centros de población de un millón" por todo el mundo.
Desde 1991, muchos millones de personas han sido llevados a nuestro Señor Jesucristo, a través de los varios ministerios de la Cruzada Estudiantil para Cristo usando una sencilla estrategia de multiplicación que consiste en ganar personas para Cristo, edificarlas en la fe, y enviarlas al mundo con las Buenas Nuevas del amor y el perdón de Dios.
Se utiliza todo método imaginable para ganar personas para Cristo - la evangelización personal, grandes reuniones evangelísticas, estudios bíblicos en los hogares, pequeños grupos, encuestas por teléfono, películas, casetes, radio, televisión, correo directo; café, tés, desayunos, almuerzos y banquetes evangelísticos para hombres y mujeres, la película "JESÚS"; y la distribución de literatura cristiana en gran escala.
El edificar personas en la fe cristiana incluye lograr que participen en el compañerismo y en las enseñanzas ofrecidas en la iglesia local, en estudios bíblicos hogareños y en pequeños grupos. A los cristianos nuevos se les enseña cómo estudiar la santa e inspiradad Palabra de Dios, como orar y como caminar en el amor de Cristo y en el poder del Espíritu Santo.
Aprenden sobre el amor incondicional de Dios y de Su total perdón y aceptación hecho posible para nosotros en Cristo, gracias a Su muerte en la cruz por nuestros pecados. También aprenden que el poder de Su resurrección está disponible a nosotros, y que nos permite vivir una vida de gozo, una vida victoriosa y fructífera.
El crecimiento cristiano se produce con mayor rapidez cuando se enseña a las personas a hablar de Cristo con otros, y se les anima a compartir su fe regularmente, como una manera de vivir.
El resultado inevitable de este énfasis apropiado en ganar y edificar es el enviar personas al mundo. Aquél que entiende correctamente el amor y el perdón de Dios, y al qu ese le ha enseñado cómo comunicar su fe en Cristo, no estará satisfecho siendo meramente un cristiano mundano (carnal), espiritualmente impotente, sin fruto, y mediocre. Como los primeros discípulos cuyas redes se llenarn milagrosamente con peces, esta persona "dejará todo y seguirá a Cristo."
Cualquier estrategia que espere ayudar a evangelizar el mundo, debe hacer de la oración una prioridad. Para este fin, se necesitan millones de discípulos que sean fieles en orar diariamente. Nosotros estamos pidiéndole a Dios que levante millones de cristianos para formar parte de la Cruzada de Oración de la Gran Comisión, soldados de oración que fielmente intercedan todos los días por un poderoso avivamiento espirtual en el mundo entero

naty
Invitado


Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

 
Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.